La declaración

By IES Adormideras - 24.10.14



11 de enero de 2140



Me llamo Anna.



Me llamo Anna y no debería estar aquí. No debería existir:



Pero existo. 

Yo no tengo la culpa de estar aquí. No pedí nacer, lo que tampoco mejora el hecho de que naciera. Sin embargo, me pillaron pronto y eso es “buena señal”. Al menos es lo que dice la señora Pincent, la directora de Grange Hall. La llamamos Directora. Grange Hall es donde vivo; aquí se educa a la gente como yo a ser útiles: como dice la señora Pincent, se saca partido de lo inservible. 


No tengo más que un nombre. Al contrario de la señora Pincent. Ella se llama Margaret Pincent. Algunos la llaman Margaret, la mayoría la llaman señora Pincent y nosotros la llamamos Directora. Últimamente yo también he empezado a llamarla señora Pincent, aunque no cuando está delante... no soy tan estúpida. 


Las personas Legales normalmente tienen dos nombres por lo menos, a veces más.

Pero yo no. Yo sólo me llamo Anna. La señora Pincent dice que las personas como yo no necesitan más de un nombre. Con uno tienen más que suficiente.


Gemma Maley, La declaración.

  • Share:

Tamén podes ler...

0 comentarios